domingo, 31 de enero de 2010

LA LIBERTAD DE ELEGIR.

Durante 1 año aproximadamente estuve trabajando para dos editoriales produciendo historietas de TOM y JERRY: Condor Verlag y Semic Press. Fue entonces cuando decidí indagar un poco más en los personajes. Pensé que, con sólo acercarme un poco a la maestría en el dominio del movimiento y de la construcción del dibujo de los animadores clásicos, tal vez sería capaz de hacer un trabajo aceptable. Ser de los mejores es una labor imposible sólo reservada a la gente con un talento desbordante pero aprender de los mejores siempre es una buena opción. Cansado de tomar como referencia los cómics decidí tomar como referencia los dibujos animados clásicos de Hanna-Barbera. Equipado con un reproductor de video con una buena función de “pause” y los VHS de T & J hice todas las fotos que creí necesarias como documentación. Ahí fue donde descubrí la autentica genialidad de estos personajes y el virtuosismo de los animadores. Kenneth Muse, Irven Spence, Ray Patterson and Ed Barge que me abrieron los ojos. Una inacabable gama de expresiones llevadas al límite, una elasticidad increíble, un manejo del movimiento abrumador… ¡Un trabajo glorioso!
Con toda la nueva documentación sobre la mesa es lógico que el dibujo se viera alterado de alguna manera en las nuevas historias y eso fue lo que la editorial, a través de mi representante, me hizo saber: “ Que veían los personajes raros”. Bien, desde ese momento ya sabía que intentar ser fiel a original es raro ( todavía me río). Precisamente había quedado contento con el último trabajo. Había encontrado nuevos matices, nuevas maneras de expresarme… Creo que por parte de las editoriales, cuando un dibujante tiene potencial habría que apoyar su necesidad de crecer como profesional y no intentar instalarle en el conservadurismo. Me solicitaron unos cambios, los cuales hice, pero deje de trabajar con ellos por voluntad propia. Ser conservador no hace avanzar, son los retos los que hacen que las cosas se muevan.
SEMIC PRESS me daba y siguió dándome toda la libertad que necesitaba para progresar y también la seguridad que permitió renunciar al trabajo de CONDOR VERLAG. Ventajas de trabajar para mas de un cliente.
Aquí algunas de esas fotos de documentación que todavía conservo y algunas de esas viñetas que sembraron la discordia. Una bocas con más elasticidad que de costumbre, unas muecas fuera de catalogo o un gag de llamas incandescentes se etiquetaron como “raro”.


domingo, 17 de enero de 2010

EL GAG.

No cabe duda que el gag es la clave del éxito del dibujo animado. A mi entender no hay nada que pueda ser tan expresivo como una situación humorística llevada al extremo y a la exageración absoluta. El Slapstick.
TOM y JERRY son herederos de los creadores del genero: Búster Keaton, Harold Lloyd, Charlie Chapilin, Laurel y Hardy… y, en consecuencia, sus historias se ceñían única y exclusivamente al gag. Un principio y una conclusión sin excesivas pretensiones es suficiente excusa para intercalar todos los gags que quepan hasta crear una historia y cumplir con el tiempo o el número de páginas pretendido.
En mi caso fue una de las cosas que tuve presente desde el momento que me vi escribiendo historias de T & J. Ser fiel al espíritu de los personajes. Para poder llevar a cabo esta empresa hacen falta dos cosas: Querer hacerlo y dejar que se haga.
La voluntad en mi existía y tuve la gran suerte de trabajar para una editorial SEMIC PRESS, más tarde EGMONT SUECIA, que jamás puso trabas o interfirió en mi trabajo. Tampoco interfirió en el trabajo quien en aquel momento era propietario del los personajes: MGM (propiedad de Ted Turner). Y así fue como comencé a trabajar en una de las épocas más fructíferas de mi carrera hacia ninguna parte.Ja,ja! Con la libertad que gozaba, cosa poco habitual en esta profesión de dibujar personajes de multinacionales, pude dar a TOM & JERRY la personalidad que habían perdido durante décadas en cómics donde había un exceso de palabras y casi una ausencia total de gags. Me aprendí de memoria los cortos de animación de TOM & JERRY, en concreto la época de mediados de los cuarenta hasta principios de los 50 ( para mi el mejor periodo). Con esa escuela me tiré a la piscina de los gags e intente nadar lo mejor posible.
Seguramente no hay cómics en el mercado que reflejen tan claramente la personalidad de los personajes que los que llevo dibujando desde principios de los 90, de todos modos esa no es una medalla que pueda ponerme yo mismo, como siempre, ese es un mérito que tiene que adjudicarme el lector que, al fin y al cabo, es a quien dirijo mi trabajo y al que me debo.
Aquí os dejo unos cuantos gags de diferentes historias. Los ordeno por orden de antigüedad, una buena manera de ver como el dibujo evoluciona y hace malabarismos con el paso del tiempo.














martes, 5 de enero de 2010

SEMIC PRESS.

Aproximadamente llevaría dos años trabajando para CONDOR VERLAG (Alemania) cuando empecé también a trabajar para SEMIC PRESS (Suecia).
Recuerdo que era primera hora de la tarde cuando el teléfono me despertó de una maravillosa siesta. Ejem… Quien me representaba, la propietaria del estudio con el que trabajaba me llamaba desde FRANKFURT en plena vorágine de la feria del libro. Una editorial sueca que editaba TOM & JERRY en Escandinava estaba interesada en mi trabajo y quería saber si a mi podía interesarme dibujar para ellos:-) Mi respuesta no podía ser otra: ¡Por supuesto! Típica respuesta de quien es joven, impetuoso y un poco irresponsable pues eso significaba dibujar más de 20 páginas al mes con guión incluido. Para alguien sin experiencia era un reto bastante difícil pero las ganas de trabajar y de publicar hace que nada sea insuperable. Lo que no sabía es que en los años siguientes lo de dibujar 20 páginas al mes sería una broma… En los noventa dibujar 30 – 40 – o más páginas al mes era lo normal.
Una vez leí de mi amigo J.L. MUNUERA: “ En ocasiones los dibujantes hablamos de hacer una o más páginas al día… bien, eso es factible, sí, pero esa página o páginas al día, ¿durante cuantos días eres capaz de hacerlas? ¿Durante cuantas semanas? ¿Durante cuantos años?” Esas tres preguntas hablan a las claras de lo difícil que es mantenerse despierto en este negocio y convertirse en un profesional. Que lo de las musas y la inspiración suena muy bien pero es un cuento chino. Trabajar es la clave de todo, para el bien de uno mismo y para ganarse la confianza de los demás. La industria editorial no puede pararse esperando a que la inspiración toque al “artista” con la varita mágica. En la editorial hay alguien esperando las páginas que estamos haciendo para colorear la historia. Otro alguien espera para poner los textos… que hay todo un engranaje esperando la materia prima del cómic: ¡El dibujo! Con el tiempo te das cuenta que dibujar un montón de páginas al mes no es lo más difícil… lo realmente complicado es hacerlo y tener tiempo para un mínimo de vida social.¡¡MADRE MíA!! Eso si es un reto.
Pues eso: Mientras dibujaba para CONDOR empecé a dibujar para SEMIC. Este es uno de los primeros trabajos que hice para los que durante muchos años mas confianza, libertad y cariño me dieron. No siempre es fácil encontrarse en este negocio con buenas personas que te respeten como persona y como profesional. No lo digo en broma.

Editado por primera vez por SEMIC PRESS en el nº 11 de 1988.