domingo, 17 de enero de 2010

EL GAG.

No cabe duda que el gag es la clave del éxito del dibujo animado. A mi entender no hay nada que pueda ser tan expresivo como una situación humorística llevada al extremo y a la exageración absoluta. El Slapstick.
TOM y JERRY son herederos de los creadores del genero: Búster Keaton, Harold Lloyd, Charlie Chapilin, Laurel y Hardy… y, en consecuencia, sus historias se ceñían única y exclusivamente al gag. Un principio y una conclusión sin excesivas pretensiones es suficiente excusa para intercalar todos los gags que quepan hasta crear una historia y cumplir con el tiempo o el número de páginas pretendido.
En mi caso fue una de las cosas que tuve presente desde el momento que me vi escribiendo historias de T & J. Ser fiel al espíritu de los personajes. Para poder llevar a cabo esta empresa hacen falta dos cosas: Querer hacerlo y dejar que se haga.
La voluntad en mi existía y tuve la gran suerte de trabajar para una editorial SEMIC PRESS, más tarde EGMONT SUECIA, que jamás puso trabas o interfirió en mi trabajo. Tampoco interfirió en el trabajo quien en aquel momento era propietario del los personajes: MGM (propiedad de Ted Turner). Y así fue como comencé a trabajar en una de las épocas más fructíferas de mi carrera hacia ninguna parte.Ja,ja! Con la libertad que gozaba, cosa poco habitual en esta profesión de dibujar personajes de multinacionales, pude dar a TOM & JERRY la personalidad que habían perdido durante décadas en cómics donde había un exceso de palabras y casi una ausencia total de gags. Me aprendí de memoria los cortos de animación de TOM & JERRY, en concreto la época de mediados de los cuarenta hasta principios de los 50 ( para mi el mejor periodo). Con esa escuela me tiré a la piscina de los gags e intente nadar lo mejor posible.
Seguramente no hay cómics en el mercado que reflejen tan claramente la personalidad de los personajes que los que llevo dibujando desde principios de los 90, de todos modos esa no es una medalla que pueda ponerme yo mismo, como siempre, ese es un mérito que tiene que adjudicarme el lector que, al fin y al cabo, es a quien dirijo mi trabajo y al que me debo.
Aquí os dejo unos cuantos gags de diferentes historias. Los ordeno por orden de antigüedad, una buena manera de ver como el dibujo evoluciona y hace malabarismos con el paso del tiempo.














5 comentarios:

Jose Luis dijo...

El slapstick, el gag que tú dices, es lo que yo denomino "comedia física" por contraposición a la "comedia intelectual" que se basa en el juego de palabras o el absurdo de las situaciones, esto es, en una serie de códigos culturales de los que, al transgredirlos, surge la comedia. Para mí, la comedia física, de la que tú eres un maestro, es la forma de comedia más pura, más abstracta, una forma de "arte por el arte" extremadamente dificil de dominar (más aún en un medio "estático" como el tebeo), cuya ejecución requiere algo más que oficio: alma de gagman.
Para unos, como oscar, es algo natural, que viene dado, pero para otros, es imposible de hacer...
Munu
(aH! ESA HISTORIETA DEL ESCARABAJITO MOLA MIL!!)

Oscar Martín dijo...

José Luis, amigo. Agradezco que te pases por aquí y dejes siempre un poco de tus amplios conocimientos teóricos en esta ventana, los prácticos los demuestras, como nadie, cada día con el lápiz y el papel. Estoy de acuerdo contigo, sobretodo en la parte donde dices que soy un maestro del SLAPSTICK- JA,JA,JA!! A parte del talento natural para las cosas siempre ha de existir un aprendizaje previo. Primero leer y absorber los conocimientos de otros como espectador o estudiante, para mi IBAÑEZ ha sido un maestro involuntario, un experto en el gag por el gag con el que siempre me reí muchísimo y me enseño que era posible dotar a los personajes de personalidad por poco creíbles que fueran. Otra cuestión es la experiencia. La experiencia no sólo nos enseña a colocar las fichas de forma adecuada nos ayuda a marcar los tiempos, a enfatizar donde hace falta,a soltar cuerda allí donde la pausa es más importante que la acción... Realmente todo esta inventado, sólo hace falta fijarse un poco y adaptarlo a nuestra manera de entender las cosas.
Ultimamente una de mis referencias es tu trabajo, no es broma, dominas el gag a las mil maravillas, con la diferencia que tu pones más chica en cada dibujo. Adornas mejor el gag, dotas a cada plano de más ambientación, al contrario que yo que pongo el énfasis sólo en los personajes. Dos caminos distintos para llegar al mismo lugar, posiblemente, por dirigirnos también a diferentes públicos y en diferentes formatos.

Salud, campeón.

tomeu dijo...

Nada más que decir, a parte de lo magníficas que son algunas de las páginas. Qué gusto repasar esos trabajos!

Javier Giangiacomo dijo...

Que lindas son las historietas que unos puede disfrutar sin siquiera necesidad de leerlas. Felicitaciones Oscar, muy buenas paginas, muy buena la narrcion, simple y efectiva, como debe ser.

Javier Giangiacomo dijo...

No se si me exprese bien, me referia a sin la necesidad de leer el dialogo.