sábado, 20 de febrero de 2010

RUMBO A ESTOCLOMO.

Como en la vida no hay nada perfecto siempre hay cosas que han de salir mal. 1989-1990? no lo recuerdo bien. Todo iba como la seda, trabajo en abundancia y una magnifica relación con la editorial para la que trabajaba en exclusiva: SEMIC PRESS. Tan buena que decidieron mejorarme las condiciones económicas, sin pedirlo. Hay empezaron los problemas con la representante con la que trabajaba. Mi idea de lo que podía corresponderle por la mediación y representación no coincidía con lo que ella pensaba y se creo un tremendo disenso que termino con cada uno por un lado. Después de amenazarme con dejarme sin trabajo decidí coger un avión rumbo a la editorial con dirección en Estocolmo. Ahí fue donde, después de hablar con los editores, acordamos seguir trabajando sin la mediación del representante, directamente y, la verdad, la relación paso a ser incluso más fluida, más directa, más acogedora.
Después de esa experiencia me atrevo a decir que la mediación de un representante puede ser un lastre para la relación editorial- dibujante. El tema de los representantes y estudios que conozco, los de Barcelona (España) y, otros de los que tengo referencia ,merecen un post aparte. Hablaremos un día de estos.
De esa nueva etapa y gracias a esa comunicación más rápida y fluida surgió la posibilidad de adaptar al cómic los clásicos de animación de TOM y JERRY. Me ilusionó la idea pues se habló de los episodios que para mi son los de la mejor época. Hice unas cuantas adaptaciones, no recuerdo todos los títulos(cosas de la edad). Algunas de ellas fueron: “Jerry's Cousin” "The BodyGuard" "Little Runaway" “Kitty Foiled” “The Cat and The Mermouse” “The Dog House”…
Una de las novedades que trajo ese periodo fue que las historietas que siempre habían sido de cuatro tiras pasaron a ser de tres. En mi opinión un gran acierto. En páginas de cuatro tiras el dibujo queda muy pequeño para el formato comic book y los textos ocupan demasiado espacio dentro de la composición de cada viñeta. En cambio trabajar a tres tiras facilita la composición y, al hacer las viñetas más cuadradas, facilitaba mucho la adaptación de los cortos de animación pues se trabajaba en un espacio similar al de la pantalla. Desde entonces las páginas han sido siempre a tres tiras. Esta que posteo hoy fue la primera que se hice a tres tiras y es la adaptación del corto” JERRY and the LION”. Pongo de referencia el episodio en cuestión para que podáis comparar y evaluar el trabajo que hice en ese momento. El color de la historieta es horroroso! Creo que esto del color no se podía gestionar peor por parte de la editorial.












4 comentarios:

Alex-Triedro dijo...

Muy buena adaptación.
Es increible ver como a veces exigen tanto en algunas agencias en cuanto a la fidelidad del dibujo y calidad y tipo de entintado, para luego ser tan benévolos con un color como este.
Lo peor es que, sin duda, un buen color puede hacer mejorar y mucho el acabado final de un buen dibujo, (llegado el caso, incluso el de uno malo), y de lo contario se desvirtua mucho todo el esfuerzo invertido en hacer un buen trabajo por parte del dibujante.
El color debería ser una parte importante del proceso, e igualmente que se hace con el resto, deberían mantener unas exigencias mínimas al respecto.
Una pena que no fuera así... ¿ha cambiado esto con el pasar los años?...

Oscar Martín dijo...

Amigo,Alex- Ha cambiado hace 2 meses escasos.
De todos modos lo del color a cargo de la editorial ha ido por rachas. La mayoría de veces muy mal, otras menos mal y en otras, las menos, regular XD.

Roberto dijo...

Pon alguna muestra del nuevo color, así podremos valorar el cambio.

Oscar Martín dijo...

Amigo Roberto:pronto podremos valorar cambios y diferencias:-)