viernes, 28 de mayo de 2010

De lo último.

Últimamente ando escaso de tiempo para rebuscar en el baúl de los recuerdos e intentar encontrar algo con lo que merezca la pena llenar un post y actualizar el blog. Así que he echado mano a la carpeta del trabajo que estoy haciendo actualmente y me he decidido por esta. Espero que notéis la diferencia entre esta y la primera que hice y que ya puse en el estreno de este blog.
Si no encontráis la diferencia es que no doy más de sí y estoy abocado al fracaso en esto de dibujar cómics. Ja,ja! El color, por primera ves en muchos años, es responsabilidad mía y esta hecho por Diana que trabaja todo el día en el estudio conmigo.




2 comentarios:

Alex-Triedro dijo...

Vaya si se nota el salto evolutivo, ya ves, estás de suerte, puedes seguir dedicándote a ello, jejeje...
La verdad es que la cosa ha ganado mucho en estos años, y el control total que parece que tienes ahora de toda la producción, (desde al lápiz hasta el color, ¡¡great Diana!! ;D), le ha hecho subir muchos enteros.
Sinceramente, viendo esta evolución, y los años que llevas con el personaje, me he planteado que realmente tienes un amor por el dibujo tremendo, ya que precisamente tras tanto tiempo con un mismo personaje, conseguir no estancarse por simple aburrimiento del mismo, es algo que solo se consigue con mucho empeño en mejorar, disfrutando de lo que se hace, e intentando rendir siempre como lo debe hacer un buen profesional, al 100%, sin tratar de escatimar al cliente.
Enhorabuena por ser un hombre feliz con un lápiz en la mano, Oscar.
Por cierto, las anteriores páginas a lápiz, (que acabo también de hojear ahora), están preciosas, y con unos fondos que me parecen muy currados, una verdadera gozada poder disfrutar todo esto, gracias.
Un abrazote, Oscar & Company. ;D

zar dijo...

La fluidez, la sensación de espacialidad...

Te sales de los parámetros, bueno os salís, que puedo decir...