sábado, 12 de marzo de 2011

El pasado a tinta.

El repasado a tinta es esencial para lograr en buen acabado final. Un buen entintador puede ensalzar un mal dibujo de la misma manera que uno malo puede destruir el mejor de los trabajos. Para mi, el mejor de los entintadores es aquel que también es dibujante. Puede darse el caso en que un entintador no es dibujante? Pues sí. En esos caso, lo mejor que puede ocurrir es que el trabajo sea correcto, que no añada nada positivo paro que tampoco eche a perder el trabajo del dibujante. Por desgracia he tenido que sufrir, en más alguna ocasión, el entintado de algunos seudo profesionales que cuando han terminado su trabajo me ha costado reconocer el mio bajo la tinta china. Delegar el trabajo del entintado es, simplemente, para ir más rápido y poder de esta manera producir más páginas. Aquí os dejo una viñeta a lápiz y con el entintado de quién colabora conmigo. Marc Alberich es un excelente entintador, un dibujante que entinta y que ajusta perfectamente el trazo a las necesidades del producto. Lo pongo en grade para que podáis apreciarlo con claridad.

1 comentario:

zar dijo...

Extraordinario, fuera de lo común, lo simple llevado a lo sublime, no me refiero a esta entrada, hace tiempo que no me pasaba...

Felicidades por el color.